El último mercenario, Van Damme en una comedia de acción francesa

el último mercenario netflix

Jean-Claude Van Damme ha sido raro. Y aunque no es la primera vez que prueba con la comedia en lugar de la acción, ¡es una gran primicia en una película distribuida por Netflix!

La cancha

Van Damme interpreta a Richard Brumère, conocido como La Brume. Porque como la niebla, podemos sentirlo, pero no podemos verlo. Antiguo soldado de las fuerzas especiales convertido en mercenario, vive en las sombras. Hasta el día en que, para ayudar a su hijo, regresa a Francia. Este último es víctima de una suplantación de identidad por parte de un traficante de armas. Pero, sobre todo, un funcionario le ha retirado la inmunidad, lo que hace que todos los que quieren deshacerse de La Brume de una vez por todas vayan tras él.

Junto a Van Damme, hay actores franceses capaces de interpretar a la leyenda de las artes marciales, pero también actores menos conocidos, como su hijo. Entre los grandes nombres del cartel están Miou-Miou, Patrick Timsit, Ramzy (de Eric y Ramzy) y Alban Ivanov. Es la parte más cómica del reparto la que está acostumbrada a este tema. Van Damme, en cambio, es más bien un luchador, aunque su relación un tanto incómoda con su hijo (al que es un extraño) está muy bien interpretada.

Lea más:  Fear Street, una saga de terror de R.L. Stine

¿Qué pensamos?

En cuanto al guión, no hay mucho que reprochar. La historia es bastante original, varios giros hacen que la historia avance en la dirección correcta, como en la serie Atropello y fuga. Con todo, da la impresión de que los guionistas se tomaron muchas molestias y no quisieron confiar sólo en el titular. Claro, algunas de las líneas argumentales son un poco burdas, pero funciona. Lo mismo ocurre con la actuación. Nos hacen pasar un buen rato, ¡y eso es todo lo que les pedimos! Buen punto también para los sutiles recordatorios de las carreras de los actores deslizados aquí y allá en la película.

Comentarios
es_ESSpanish